• ¡Los mejores tours!



  • 6 Meses Sin Intereses
    Especialistas en
    Destinos Selectos
    +52-(55)-5515-0455
    Website Chat
  • Leyendas mexicanas sobre la cascada Basaseachi


    De las leyendas mexicanas que existen, la de la cascada Basaseachi es la más bella y grande de México. También la más trágica.

    Con una caída libre de 246 metros de altura y rodeada por uno de los bosques de pino mejor conservados del país. Cuenta la leyenda que, antes de la llegada de los españoles a México, el rey Candameña gobernaba la Alta Sierra Tarahumara y tenía una hija llamada Basaseachi, a la cual protegía.

    Muchos aspiraban a ella. El padre, celoso del futuro de su hija, estableció una serie de difíciles pruebas para ganarse el derecho de aspirar a la mano de su hija. Cuatro de ellos las superaron: Tónachi, señor de las cimas; Pamachi, el de más allá de las barrancas; Areponápuchi, el de los verdes valles, y Carichi, el de las filigranas de la cara al viento). Y, tras el último desafío, ninguno sobrevivió.

    La inconsolable Basaseachi saltó al abismo. Un brujo local transformó su caída en una hermosa cascada. Su cuerpo no ha dejado de fluir por las profundidades de la barranca. Candameña, el rey que protegía a su hija, de tanta tristeza desapareció. Corre el rumor que aún se asoma por los alrededores en busca del cuerpo de su amada hija.

    Basaseachi, que en el dialecto rarámuri significa lugar de coyotes, se ubica en lo alto de la Sierra Tarahumara en el municipio de Ocampo, a 3 km de la población de Basaseachi y a 265 km de la ciudad de Chihuahua, se constituyó como Parque Nacional Cascada de Basaseachi en el diario oficial de la federación en 1981, con un área protegida de 498 km².

    El Parque Nacional Cascada de Basaseachi es famoso también por su frondoso bosque de pinos y robles que crece en tierras altas.

    La cascada principal está formada por la corriente del arroyo Durazno y el arroyo Basaseachi, uniéndose en lo alto de la montaña y precipitándose por la barranca, a partir de la cascada la corriente recibe el nombre de río Candameña. Esta cascada vierte agua permanentemente.

    Existe otra caída de agua dentro del mismo parque de Basaseachi, llamada cascada de Piedra Volada, ubicada en la misma barranca de Candameña y aparece únicamente en la estación de lluvias.

    Ambas caídas de agua son conocidas desde hace siglos, aunque en 1995 se hizo la exploración y medición de Piedra Volada por especialistas de Espeleología de Ciudad Cuauhtémoc. El nombre también es causa de confusión, ya que erróneamente se le llama Piedra Volada (piedra en el aire), pero el nombre de Piedra Bolada se refiere a una formación esférica, arroyo y asentamiento humano más cercano.

    Fauna: venado cola blanca, jabalí, puma, mapache, nutrias, zorro, liebre de cola negra, linces, jaguares, ardillas grises y rojas.
    Reptiles: camaleón, lagartija de collar, cascabel rallada y víboras de cascabel.
    Aves: Pájaro azul, águila, pájaro carpintero, pípilo, halcón cola roja, pavos salvajes, huilota, colibrí, aura y codorniz pinta.

    Basaseachi es uno de los atractivos más impresionantes de las Barrancas del Cobre. Para llegar no es posible bajarte en una estación del tren Chepe, es necesario recorrer algunos kilómetros en coche o camioneta.